miércoles, 5 de noviembre de 2008

¿QUE HAGO CON MI PERRO?


No existe un tratamiento universalmente válido para los perros que manifiestan agresión


¿Y ahora qué hago?

 

Cuando alguien se enfrenta a una situación como la que observamos en la foto en primer lugar experimenta una emoción y en segundo lugar se da cuenta que se enfrenta ante un dilema: ¿Y ahora qué hago?

Seguramente algunos pensarán que se trata de un perro agresivo que no se deja agarrar porque quiere dominar y probablemente piensen que una “buena paliza” hará entender a ese perro que no tiene que mostrarse agresivo frente a quien intenta manejarlo.

Por el contrario otros verán un perro asustado y probablemente pensarán “pobrecito, se muestra agresivo porque seguramente lo han castigado; ese perro mejorará con amor”

También habrá quien diga “ese perro está en una postura de sumisión pero a la vez se muestra agresivo, la verdad no entiendo que puede estar pasando”

Por último no faltará quien piense que ese perro se está riendo…

A quienes piensen que una “buena paliza” mejorará el comportamiento del perro de la foto lamento desilusionarlos pero les aclaro que ese accionar no sólo no mejorará el comportamiento sino que lo empeorará. 

A quienes piensen que el perro está asustado les puedo decir que dicha apreciación podría ser correcta pero que sólo con amor no mejorará. Como en casi todos los órdenes de la vida el amor es muy importante pero por si solo no alcanza. En este caso incluso el afecto por si solo probablemente empeore el problema.

A quienes piensen que el perro de la foto se está riendo les pido que sean cuidadosos cuando estén frente a un perro porque, con todo respeto, me parece que no entienden su lenguaje corporal.

Según mi opinión el perro de la foto está en una situación de conflicto. El hecho de estar echado de decúbito dorsal (panza arriba) indica que podría haber intentado realizar una postura de sumisión. Sin embargo, el mostrar los dientes indica que por otro lado se muestra agresivo y obviamente ningún perro sereno que se muestre sumiso manifestará ningún tipo de agresión. Por lo tanto es muy probable que el perro esté en estado ansioso. La ansiedad es un estado caracterizado por el aumento de la probabilidad de desencadenar reacciones emocionales análogas a las del miedo (vigilancia y búsqueda, hiperactividad autónoma y actividad motora aumentada), en respuesta a toda variación del entorno (interno y externo).  La ansiedad trae aparejada una desorganización de los autocontroles y por lo tanto una pérdida de la adaptabilidad a toda variación del entorno. En la ansiedad hay una anticipación aprensiva del peligro ya sea por una situación conocida o desconocida.

Por tales motivos es probable que en primer lugar el perro de la foto esté inseguro pero que no se anime a atacar por lo que bajo ningún punto de vista está actuando de manera dominante. En segundo lugar seguramente no confíe en quien tiene al lado y por ello se muestre agresivo. Esto no se debe necesariamente a que le hayan pegado sino a una amplia gama de posibles factores que habría que analizar.

Por todo lo dicho podemos concluir que tanto el perro de la foto como la persona que está al lado se encuentran ante un dilema: ¿Y ahora qué hago?

En realidad el comportamiento agresivo de los perros hacia los seres humanos es un fenómeno complejo que incluye numerosas variables (genética, orgánica, aprendizajes, vínculo con los humanos, etc.), que puede ser de diversos tipos (agresión jerárquica, irritable, por temor, sobreprotectora, por causas orgánicas o funcionales, etc.).

Los animales suelen no ser los únicos responsables ya que en muchos casos la reacción agresiva responde al total desconocimiento que la mayoría de las personas tiene acerca del comportamiento de los perros y también a que muchasconductas agresivas son estimuladas, consciente o inconscientemente, por los propietarios.

Por lo aquí expuesto todo propietario de un perro debe saber que no existe un tratamiento universalmente válido para losperros que manifiestan agresión, ya que la agresividad es un comportamiento sumamente complejo. Dado que puede responder a muchas causas distintas, en cada caso será necesario que un médico veterinario especializado en comportamiento diagnostique adecuadamente el tipo de agresión que presenta el animal y así pueda indicar el tratamiento adecuado.


1 comentario:

Naturalmente dijo...

Hay remedios naturales para mascotas que contienen una combinación única de ingredientes naturales especialmente seleccionados y conocidos por su capacidad de apoyar actitudes pacíficas. Estos ingredientes sirven de apoyo para perros y gatos. Especialmente util en mascostas que tienden a vocalizar y expresar físicamente sus frustraciones, esta ayuda natural puede calmar animales domésticos socialmente ineptos y fácilmente agitados, de tal modo contribuyendo positivamente a los esfuerzos de socialización y ayudando a su mascota a relajarse y disfrutar de la compañía de otra gente y animales.